Portada | | Buscar en Hollywood Clásico | Seguinos en Seguinos en Facebook

James Dean

Por Marcos Celesia

El 8 de febrero de 2001 James Dean habría cumplido 70 años. Su trágica muerte generó un seguimiento de “culto” y una elevación a niveles de ídolo rayano en el frenesí para toda una generación. Desde el fallecimiento de Rodolfo Valentino no se había generado tamaña reacción entre los fans de Hollywood. No se trata solamente de la fascinación con una figura pública adorada por las masas, a quien se le arrebata la vida en plena juventud, como ha sido el caso de la Princesa Diana o su equivalente en la “realeza” estadounidenses, John Kennedy, Jr, cuyas vidas eran seguidas por los de su misma generación y por personas de todas las edades, con diferentes grados de identificación. Aquí estamos hablando de sumarle a esto la magia del cine. James Dean representó para su generación el enfrentamiento generacional, la frustración del rechazo, la necesidad de afecto y reconocimiento que no llegaba de parte de la figura paterna o de autoridad. Y la ira contenida y el terrible desencanto con un mundo que consideraba sin valores.

Era el típico joven a quien esas falencias ya lo habían marcado. Era inocente, por momentos indefenso, incapaz siquiera de comunicar su necesidad. Pero sus enfrentamientos con la autoridad y esta cierta debilidad podrán haber generado tremenda empatía en toda una generación de jóvenes, pero a la generación mayor, intransigente y falta de comprensión, no hacía sino confirmarle que los reclamos de James Dean, efectivamente, eran una “rebelión sin causa”. Pero qué podían los jóvenes espectadores sentir sino la más desgarradora angustia al reconocerse a sí mismos cuando, como Jim en East of Eden (Al Este del paraíso, 1955), le increpaba a su padre (Raymond Massey): ¡Quiero respuestas ahora! No me interesa lo que voy a entender dentro de diez años!”

No hay mucho que entender para darse cuenta de que Dean no estaba necesariamente actuando. Su propia historia no distaba de la de sus personajes. James Byron Dean nació el 8 de febrero de 1931 en Marion, Indiana. Fue criado por sus tíos, ya que la madre falleció cuando él tenía 9 años. El padre, destrozado emocionalmente después de la muerte de su esposa, aceptó que Jimmy viviese con sus tíos en Fairmont. En la escuela secundaria integró el grupo actoral y ganó un Premio Dramático del Estado de Indiana con un monólogo.

En la Universidad UCLA también integró el grupo teatral que dirigía el prestigioso actor de reparto James Whitmore. Incluso hizo breves participaciones en las películas Fixed Bayonets (Bayoneta calada, 1951), Sailor Beware (¡Qué suerte tiene el marino!, 1951), Has Anybody Seen My Gal? (1952) y Trouble Along the Way (Camino de adversidad, 1953). A instancias de James Whitmore, se aventuró a Nueva York para intentar ingresar al prestigioso Actor’s Studio. Poco a poco llegaron los trabajos tanto en televisión como en teatro. Allí fue donde lo descubrió el director Elia Kazan y pensó que era ideal para el rol de Cal en East of Eden (Al Este del paraíso, 1955).

East of Eden (Al Este del paraíso, 1955). Este film fue adaptado de parte de la historia narrada en la novela de John Steinbeck. Su temática gira en torno de la historia de Caín y Abel. Dean es Cal (Caín), el hijo traumatizado de un Adam Trask (Raymond Massey), un devoto granjero que cultiva lechuga en California, en 1917. El hermano mellizo de Cal, Aaron (Abel) (Richard Davalos), es el hijo ejemplar, interesado en seguir el negocio familiar y ayudar a su padre, e involucrado en un noviazgo formal con Abra (Julie Harris).

Ansioso de obtener la aprobación de su padre, Cal inventa una manera de plantar cosechas especiales, pero el padre prefiere solventar otro proyecto, el del hermano Aaron, que consiste en un nuevo método de refrigeración de la lechuga, para poder despacharla al Este. Pero el método falla y se pierde la cosecha. Mientras tanto, Cal ha descubierto que la misteriosa figura de la madre (Jo Van Fleet), supuestamente muerta, no sólo está viva sino que es la madama de un prostíbulo. Todos estos acontecimientos desencadenan momentos muy dramáticos, que no relatamos para que nuestros visitantes se sientan estimulados a ver el film en video.

East of Eden recibió 4 nominaciones para el Oscar. Como Mejor Director (Elia Kazan), Mejor Guión (Paul Osborn) y James Dean como Mejor Actor. Fue la primera de sus dos nominaciones póstumas (el único actor en la historia del Oscar en recibir dos nominaciones después de su muerte). Estos primeros nominados perdieron ante sus contrincantes que representaban el film Marty (Marty, 1955). Mejor Actor resultó Ernest Borgnine, Mejor Director fue Delbert Mann y el Mejor Guión fue el del Paddy Chayefsky. Jo Van Fleet tuvo más suerte y ganó la estatuilla como Mejor Actriz de Reparto, algo reforzado por el hecho de que ese mismo año tuvo una participación destacada en otros dos films que recibieron mucha atención de la Academia: The Rose Tattoo (La rosa tatuada, 1955) y I’ll Cry Tomorrow (Mañana lloraré, 1955).

La actuación de Dean recibió críticas extasiadas y los lectores de Picturegoer lo nombraron Mejor Actor del año. Se le otorgó el Globo de Oro al Mejor Actor Dramático.

Su relación son los directores de sus tres films protagónicos fueron complicadas. Elia Kazan ha expresado abiertamente su desagrado tanto por Dean como personalidad como por el culto que se armó en torno de su muerte.

Rebel Without a Cause (Rebelde sin causa, 1955). Dirigida por Nicholas Ray, se trata de un estudio de los problematizados jóvenes de la California de la época. Dean interpreta a Jim, un joven descuidado por sus padres (Jim Backus y Ann Doran), a quienes desprecia. A su padre por su debilidad, y a su madre por aprovecharse de ella. Jim es arrestado por estar borracho y, en la estación de policía, observa a Judy (Natalie Wood), una joven detenida por deambular de noche, y a Plato (Sal Mineo), un chico rico arrestado por matar unos cachorros. Jim es nuevo en la ciudad, y en su primer día de escuela reencuentra a sus dos compañeros de arresto.

Jim invita a Judy a salir, lo cual lleva a una confrontación con el novio de Judy, Buzz (Corey Allen). Con sus compañeros de pandilla, enfundados en sus chaquetas de cuero, Buzz empieza a acosar a Jim, y, después de perder en una pelea a cuchillo, lo reta a un peligroso juego, algo así como la carrera del menos cobarde.

Los dos deben acelerar automóviles hacia un acantilado. El primero en saltar del auto es un “gallina”. Llegado el momento, Jim salta del auto a último momento, pero la chaqueta de Buzz se traba en la manija de la puerta y se precipita junto con el auto hacia la muerte

Las reacciones de los involucrados y sus padres en esta tragedia constituyen el meollo de la trama de Rebel Without a Cause. La dirección de Nicholas Ray hizo que lo que podría haber sido un melodrama resultase un satisfactorio estudio de los problemas de una generación. La actuación de Dean fue una vez más excelente. Ese año Dean ya había obtenido su nominación por East of Eden, pero Sal Mineo fue nominado como Mejor Actor de Reparto [ganó Jack Lemmon en Mister Roberts (Mister Roberts, 1955)]. Natalie Wood fue nominada como Mejor Actriz de Reparto, pero perdió ante Jo Van Fleet. Nicholas Ray también recibió su candidatura, pero por el Argumento Original, y perdió el Oscar ante Daniel Fuchs, guionista de Love Me or Leave Me (Ámame o déjame, 1955).

Es curioso que tanto Natalie Wood como Sal Mineo también hayan encontrado la muerte en circunstancias trágicas. Sal Mineo fue apuñalado cerca de su casa en 1976, y Natalie Wood se ahogó misteriosamente al caerse de un yate, en 1981.

Giant (Gigante, 1956). Con dirección del legendario George Stevens, Giant es una saga familiar basada en la novela de Edna Ferber que se extiende a lo largo de dos generaciones y 2 horas y 20 minutos. Este film constituyó un desafío para sus tres protagonistas: Elizabeth Taylor, Rock Hudson y James Dean. Hudson brindó la mejor actuación de su carrera, Taylor estuvo excelente, y Dean pudo en cierta forma salirse del rol (esencialmente idéntico) de sus dos primeros protagónicos, a pesar de lo poco creíble del maquillaje que se utilizó para envejecerlos en toda la parte final del film. Taylor es Leslie, quien se casa con Bick (Hudson) y se va a vivir al rancho ganadero de su propiedad, un verdadero imperio. Se encuentra con la obstinada oposición de su cuñada, Luz (Mercedes McCambridge) y la impertinencia de Jett (James Dean), un peón del rancho. Al morir Luz en un accidente ecuestre resultado de su enfrentamiento con Leslie, le hereda a Jett una parte del rancho.

Jett no solo se rehusa a vendérsela a Bick, sino que encuentra petróleo en esa parcela y se convierte en millonario. Los acontecimientos se van precipitando con el correr de los años, y las rencillas se extienden a la siguiente generación, en que los personajes son jugados por actores como Carroll Baker, Dennis Hopper, el mismo Sal Mineo y Earl Holliman.

Esta saga tejana fue muy bien recibida por la crítica y la Academia. Obtuvo 10 nominaciones para el Oscar, pero el único ganador fue su director, George Stevens. El premio a la Mejor Película fue para Around the World in Eighty Days (La vuelta al mundo en ochenta días, 1956), producida por Mike Todd, esposo de Elizabeth Taylor. Rock Hudson (en su única nominación de toda su carrera) y Dean (en su segunda nominación póstuma) perdieron ante Yul Brynner por The King and I (El Rey y yo, 1956) y Mercedes McCambridge perdió como Actriz de Reparto frente a Dorothy Malone en Written on the Wind (Palabras al viento, 1956). Las otras nominaciones fueron para guión, partitura musical, dirección artística, vestuario y edición. Elizabeth Taylor no fue reconocida, pero lo sería en los cuatro años posteriores, y ganó Oscars en 1960 y 1966.

El día siguiente a haber terminado la filmación de su rol, James Dean se subió a un Porsche flamante y se estrelló contra otro auto. Era el 30 de setiembre de 1955, y tenía 24 años. La noticia corrió por todo Hollywood en un clima de absoluta incredulidad. Taylor, Hudson y Stevens estaban en el estudio revisando parte de las escenas filmadas cuando recibieron el aviso. Pasaron más de una hora haciendo llamadas tratando de confirmar la veracidad de la noticia. No podían creerlo. Ni tampoco lo pudo creer el mundo.

Al igual que en casos como el de Marilyn Monroe, o de River Phoenix (una imagen muy similar a la de Dean) nunca se sabrá qué habría sido de su carrera en años futuros. Hay críticos que dudan de su talento, y lo consideran una copia burda de Marlon Brando, con su estilo balbuceante. Pero el éxito coronó sus películas. Ya le estaba asignado el rol que Paul Newman finalmente jugó en Somebody Up There Likes Me (El estigma del arrollo, 1956). Y la leyenda ha continuado y ha perdurado con los años. Se han hecho documentales sobre su vida, e incluso dos películas se han referido al efecto de su muerte sobre sus fans.

En September 30, 1955 (1978), de James Bridges, Richard Thomas interpreta a un estudiante universitario que pierde la razón cuando Dean muere. En Come Back to the 5 & Dime, Jimmy Dean, Jimmy Dean (1982), Robert Altman dirige a Sandy Dennis, Cher y Karen Black como tres amigas que habían formado un club de admiradoras de James Dean cuando el actor filmó Giant en su pueblo, y vuelven a reunirse después de 20 años. Y en Badlands (1973), Terrence Malick le rinde un homenaje visual al hacer que su protagonista, Martin Sheen, sostenga el rifle en la misma forma en que Dean lo hiciera en Giant (ver foto).

James Dean había vivido la vida al máximo. Tuvo amoríos con Ursula Andress y otras estrellas, pero su gran amor fue la desdichada Pier Angeli. Su vida llegó a su fin en pleno apogeo, pero su legado, si bien escaso, ha quedado inmortalizado en el celuloide. En definitiva, otra de las historias trágicas de Hollywood.

 

FABIÁN CEPEDA (1966-2011)
Co-Director y Co-Autor de HollywoodClasico
Extraordinario investigador y autor, gran amigo y maravillosa persona
Nunca será olvidado por quienes nos cruzamos en su vida


Sitio dedicado a la memoria de Aníbal Miguel Vinelli

© 1999–2017 Marcos Celesia y Fabián Cepeda
® Todos los derechos reservados. Registro de la Propiedad Intelectual.
Todos los derechos de propiedad intelectual de las fotos y los carteles que aparecen en este sitio son propiedad de las Productoras y/o Distribuidoras correspondientes. Dicho material ha sido tomado de fuentes de la Internet de libre accesibilidad o de textos publicados. Este sitio no pretende violar en forma alguna los derechos respectivos de los titulares de los Derechos de Autor.
Copyright to all photographs and posters which appear in this site belong by the corresponding Production and/or Distribution Companies. The same are collected from publicly aired and published sources. This site is in no way trying to infringe on the respective rights of their copyright holders.

Oscar® y Academy Awards® y la propiedad intelectual del diseño del Oscar® son marca registrada y marca identificatoria de servicios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas; y la estatuilla del Oscar® es propiedad registrada de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. Este Sitio no es avalado por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, ni se encuentra en forma alguna relacionado con la misma.
Oscar® and Academy Awards® and Oscar® design mark are the trademarks and service marks and the Oscar© statuette the copyrighted property, of the Academy of Motion Picture Arts and Sciences. This site is neither endorsed by nor affiliated with the Academy of Motion Picture Arts and Sciences.