Portada | | Buscar en Hollywood Clásico | Seguinos en Seguinos en Facebook

Buscando desesperadamente a Alfred

Por Fabián Cepeda

Es bien sabido que el maestro del suspenso, Alfred Hitchcock, gustaba de aparecer en pequeñísimos papeles en la mayoría de sus películas, particularidad que ha sido posteriormente imitada por muchos directores. Durante años, los seguidores de Hitchcock han tratado de compilar sus apariciones en el cine, y ciertamente ha sido ésta una ardua tarea.Existe una lógica creencia de que el director ha aparecido en la totalidad de sus películas. Sin embargo, y luego de realizarse prolongadas investigaciones, se sabe que de sus 54 filmes solamente Hitchcock ha aparecido en 39 (aunque la investigación sigue aún hoy en marcha).

Se supone que sus “papelitos” comenzaron al iniciarse su carrera como director en su Inglaterra natal. Cuando Hitchcock veía que necesitaba sí o sí más extras, y el presupuesto no alcanzaba para hacer frente a ese gasto, lo más fácil y rápido era aparecer él mismo en roles “de relleno”. Lo que es también muy interesante, y se desconoce el porqué, es que la mayoría de estas apariciones fugaces eran por medio de situaciones ridículas y, a veces, hasta risibles.

Como dijimos, esta usanza comenzó en Inglaterra, y, por ejemplo, en la primer película sonora británica, titulada Blackmail (Blackmail, 1929), podemos ver a Hitchcock sentado en un asiento de un subte, leyendo tranquilamente un diario. Cuando un pequeño muchacho lo molesta, el director, molesto, lo ahuyenta, amenazándolo con pegarle con el periódico.

Pero quizá el más original de sus cameos (se llama así en el lenguaje cinematográfico a las pequeñas apariciones de un actor o actriz que no alteran el desarrollo de la trama y no aparecen tentítulos) tuvo lugar en la película de 1944 Lifeboat (Ocho a la deriva). Como no existía una forma lógica por la cual el inquieto director pudiera aparecer dentro de un pequeño bote que lleva a ocho náufragos en medio del océano, Hitchcock tuvo que ingeniárselas para continuar con su costumbre. Así que, haciendo uso de su robusto físico, podemos verlo en un aviso de un diario que lee uno de los náufragos (William Bendix), donde hace propaganda a un a faja reductora: se puede observar a un Hitchcock obeso en un antes, y a un Hitchcock delgado, después de haber utilizado el promocionado arnés.

Una característica fundamental de estas apariciones del director se da en el hecho de que sus cameos son todos mudos; es decir, los personajes que él interpreta no hablan. Es más: en tres de sus películas, Hitchcock aparece llevando instrumentos musicales, de los que nunca hace uso. Puede decirse que la única vez que habla es en la película The Wrong Man (El hombre equivocado, 1957), pero lo hace solamente para narrar el prólogo.

Su aparición póstuma tuvo lugar en su última película, Family Plot (Trama macabra, 1976), donde podemos observar a su robusta silueta obteniendo dos certificados de defunción en una oficina de la morgue. Hitchock falleció en 1980.

Esta modalidad realmente original de estar presente de alguna manera dentro de la película misma, ha sido (y es) imitada en numerosas ocasiones, por directores como George Romero, Steven Spielberg, Frank Oz y Sam Raimi entre muchísimos otros, y por célebres escritores como Stephen King y David Mamet.

Esta modalidad realmente original de estar presente de alguna manera dentro de la película misma, ha sido (y es) imitada en numerosas ocasiones, por directores como George Romero, Steven Spielberg, Frank Oz y Sam Raimi entre muchísimos otros, y por célebres escritores como Stephen King y David Mamet.

A continuación detallaremos un listado de todos su cameos conocidos desde sus comienzos, muy bien investigada en el libro “Reel Gags”, de Bill Givens (Renaissance Books, 1998). Como se dijo, la investigación aún continúa, y en el caso en que sepan de alguna otra aparición del genial director, la novedad será bienvenida:

The Lodger (El inquilino, 1926): Hitchcock aparece sentado a un escritorio en una escena de desarrollada dentro de una oficina de prensa. También, al finalizar la película, forma parte de una multitud.
Easy Virtue (1927): pasa al lado de una cancha de tenis, muy orondo con su bastón.
Blackmail (Blackmail, 1929): situación descripta anteriormente.
Murder (1930): Hitchcock pasa caminando distraídamente por la casa donde se ha cometido un asesinato.
The 39 Steps (39 escalones, 1935): cuando la pareja protagónica de la película sale corriendo de un teatro, se puede ver a Hitchcock tirando basura a su paso.
Sabotage (Sabotaje, 1936): se lo ve comprando entradas para una función.
Young and Innocent (Inocencia y juventud, 1937): aquí lo vemos como un torpe fotógrafo, tratando de obtener sus fotos a la salida de la Corte de Justicia.The Lady Vanishes (La dama desaparece, 1938): durante una escena desarrollada en una estación de trenes, se ve al director fumando un cigarrillo y luciendo un abrigo negro.
Jamaica Inn (La posada maldita, 1939): durante una gala, Hitchcock aparece luciendo un lujoso chaleco y un sombrero de copa.
Foreign Correspondent (Corresponsal extranjero, 1940): el director pasa delante del protagonista de la película, que sale de su hotel. Se lo ve distraído, leyendo un diario mientras camina.
Rebecca (Rebecca, una mujer inolvidable, 1940): Hitchcock espera ansiosamente afuera de una cabina telefónica a que uno de los intérpretes de la película termine de utilizarla, para ingresar él.
Suspicion (La sospecha, 1941): Hombre que despacha una carta.
Mr. and Mrs. Smith (Casados y descasados, 1941): simplemente pasa al lado del protagonista, como un peatón más.
Saboteur (Saboteador, 1942): Hitchcock es un mero espectador más cuando un saboteador estaciona su auto frente a un edificio.
Shadow of a Doubt (La sombra de una duda, 1943): durante un viaje en tren hacia Santa Rosa, el director es un jugador de póker que parece tener las cartas ganadoras.
Lifeboat (Ocho a la deriva, 1944): situación descripta anteriormente.
Spellbound (Cuéntame tu vida, 1945): se ve a Hitchcock saliendo de un ascensor, llevando un violín y fumando un cigarrillo.
Notorious (Tuyo es mi corazón, 1946): durante una fiesta elegante desarrollada en una mansión, se ve al director bebiendo champagne.
The Paradine Case (Agonía de amor, 1948): se lo ve saliendo de una estación ferroviaria, acarreando un violoncelo.
Rope (Festín diabólico, 1948): al comenzar la película, Hitchcock cruza inadvertidamente la calle. También aparece más tarde, cuando su silueta aparece en un cartel de neón.
Under Capricorn (Bajo el signo de capricornio, 1949): durante un desfile en una plaza, se lo ve luciendo un abrigo azul y un sombrero marrón. Reaparece más adelante, como uno de los tres hombres parados en las escaleras de la Casa de Gobierno.
Stage Fright (Desesperación, 1950): se ve al director observando atentamente a una de las actrices de la película, que pasa disfrazada de doncella.
Strangers on a Train (Pacto siniestro, 1951): cuando el protagonista de la película desciende de un tren al llegar a su ciudad natal, vemos que Hitchcock aborda el mismo tren, llevando con él un bajo.
I Confess (Mi secreto me condena, 1953): aquí se ve solamente su inconfundible silueta, a lo lejos, ni bien comienza la película.
Dial M for Murder (La llamada fatal, 1954): también tiene aquí una aparición rara, ya que sólo se lo ve en un retrato que observa el protagonista.
Rear Window (La ventana indiscreta, 1954): vemos a Hitchcock dando cuerda a un reloj en el departamento de un guionista.
The Trouble with Harry (El tercer tiro, 1955): se lo ve pasar al lado de una suntuosa limosina estacionada afuera de una casa de arte.
The Man Who Knew Too Much (1956): se ve Hitchcock observando entretenidamente la labor de unos acróbatas.
The Wrong Man (El hombre equivocado, 1957): situación descripta anteriormente.
Vertigo (De entre los muertos, 1958): se lo ve pasar caminando delante de una estación de subterráneos, luciendo un traje gris.
North by Northwest (Intriga internacional, 1959): Hitchcock pierde un colectivo, que le cierra la puerta en la cara, al comenzar la película.
Psycho (Psicosis, 1960): se lo ve parado afuera de una oficina de bienes raíces, luciendo un sombrero de cowboy.
The Birds (Los pájaros, 1963): Alfred Hitchcock pasa al lado de la protagonista, paseando dos perritos.
Marnie (Marnie, confesiones de una ladrona, 1964): también pasa al lado de la actriz protagonista, a lo largo de un corredor.
Torn Curtain (Cortina rasgada, 1966): en esta graciosa aparición, se ve a Hitchcock en el lobby de un hotel, sosteniendo a un bebé que se hace pis encima de él.
Topaz (Topaz, 1969): otra situación cómica que tiene lugar en un aeropuerto: se lo ve en silla de ruedas siendo empujado por un hombre; de repente, se topa con otro, se para, lo saluda, y se aleja caminando normalmente.
Frenzy (Frenesí, 1972): durante un partido, Hitchcock, luciendo un sombrero bombín, es el único espectador que no aplaude durante el juego.
Family Plot (Trama macabra, 1976): situación descripta anteriormente.

FABIÁN CEPEDA (1966-2011)
Co-Director y Co-Autor de HollywoodClasico
Extraordinario investigador y autor, gran amigo y maravillosa persona
Nunca será olvidado por quienes nos cruzamos en su vida


Sitio dedicado a la memoria de Aníbal Miguel Vinelli

© 1999–2017 Marcos Celesia y Fabián Cepeda
® Todos los derechos reservados. Registro de la Propiedad Intelectual.
Todos los derechos de propiedad intelectual de las fotos y los carteles que aparecen en este sitio son propiedad de las Productoras y/o Distribuidoras correspondientes. Dicho material ha sido tomado de fuentes de la Internet de libre accesibilidad o de textos publicados. Este sitio no pretende violar en forma alguna los derechos respectivos de los titulares de los Derechos de Autor.
Copyright to all photographs and posters which appear in this site belong by the corresponding Production and/or Distribution Companies. The same are collected from publicly aired and published sources. This site is in no way trying to infringe on the respective rights of their copyright holders.

Oscar® y Academy Awards® y la propiedad intelectual del diseño del Oscar® son marca registrada y marca identificatoria de servicios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas; y la estatuilla del Oscar® es propiedad registrada de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. Este Sitio no es avalado por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, ni se encuentra en forma alguna relacionado con la misma.
Oscar® and Academy Awards® and Oscar® design mark are the trademarks and service marks and the Oscar© statuette the copyrighted property, of the Academy of Motion Picture Arts and Sciences. This site is neither endorsed by nor affiliated with the Academy of Motion Picture Arts and Sciences.