Portada | | Buscar en Hollywood Clásico | Seguinos en Seguinos en Facebook

Paul Lukas, Mejor Actor de 1943

Por Fabián Cepeda

Paul Lukas. Su nombre no podrá sonarle familiar sino a los fanáticos del cine más devotos. Su rostro no habrá quedado registrado en la mente de muchísimos espectadores. Y sin embargo estamos hablando de un actor con todas las letras, ganador del Oscar® al Mejor Actor de 1943. Precisamente porque su carrera posterior no fue acompañada por el éxito rotundo, entonces se lo ha etiquetado como el actor que ganó un Oscar® que no le correspondía. Su actuación en Watch on the Rhine (Alerta en el Rhin) fue votada como la mejor del año. Y el gran “pecado” es que ese mismo año estaba nominado Humphrey Bogart por su papel más recordado, el Rick de Casablanca (Casablanca). También superó a Gary Cooper por For Whom the Bells Toll (Por quién doblan las campanas), Walter Pidgeon por Madame Curie (Madame Curie), y Mickey Rooney por The Human Comedy (La comedia humana).

Pál Lukács nació un 26 de mayo a bordo de un tren, en Budapest, Hungría. Hay gran discrepancia entre las diferentes fuentes respecto del año de su nacimiento. Tres fuentes consignan 1887: tanto las más modernas, Internet Movie Data Base y “The Film Lover’s Companion”, de David Quinlan, como los libros de Leslie Halliwell. Otros autores anteriores dan la fecha varios años después, en 1894 (Robert Osborne, Roy Pickard y Ephrain Katz) o en 1895 (Paul Michaels, David Shipman y David Ragan). Su padre era un ejecutivo de una casa de publicidad. A los 18 años, Lukas era ya un miembro del equipo de las Olimpíadas Húngaras de Lucha Libre de 1912, y fue durante este período que también se interesó en la actuación, tomando clases de teatro en la Academia Real de Actuación.

En 1914 prestó servicios para la Armada Austro-Húngara al comenzar la Primera Guerra Mundial, pero al ser herido seriamente por un proyectil de metralla fue dado de baja temporalmente. Debido a su período de licencia, pudo continuar con sus estudios de teatro, y en 1916 hizo su debut en las tablas en Budapest, estelarizando la obra Liliom, con una cálida acogida. Pero pronto debió volver al frente de guerra, esta vez como piloto de aviación.

Una vez finalizada la guerra, continuó con su labor teatral, y pronto se unió al Teatro Cómico de Budapest, donde durante nueve años interpretó cualquier papel imaginable en obras de maestros como Shakespeare, Chekhov, Wilde, Shaw y Galsworthy. Mientras tanto, hacia 1915 también había comenzado su carrera cinematográfica, y para 1924 ya tenía en su haber casi veinticinco películas, la mayoría filmadas en Hungría y Alemania. También continuó apareciendo asiduamente en teatro, tanto en Budapest como en Berlín y Viena, alcanzando un rango de verdadero ídolo de las tablas, y alcanzando una merecida reputación actoral por todo Europa central, y frecuentemente protagonizando obras producidas por Max Reinhardt.

En 1926 y mientras interpretaba una obra teatral en Budapest, su actuación fue apreciada por el magnate cinematográfico Adolph Zukor, cabecilla de la Paramount Pictures, y de inmediato le ofreció a Lukas un contrato para trabajar en el cine americano.

El actor hizo su debut en el cine norteamericano en la película Two Lovers (Dos amantes, 1928), interpretando a un oficial español, amante de Vilma Banky (que casualmente, al igual que Lukas y Zukor, era húngara). El amante es rechazado por ella y asesinado por otro hombre (Ronald Colman) que al final se queda con ella. A continuación apareció en tres películas de la entonces archipopular Pola Negri: Three Sinners (Tres pecadores, 1928) como su pareja, a la que engaña con Olga Baclanova; Loves of an Actress (Los amores de una actriz, 1928), donde es uno de los tres hombres que la pretenden; y en The Woman from Moscow (Pasión eslava, 1928), interpretando a un gigoló que terminado asesinado. Seguidamente, interpretó a un ladrón de joyas en Hot News (Primicias, 1928), un comandante naval de la Armada Francesa en The Night Watch (La guardia nocturna, 1928), y a un lujurioso empresario teatral que persigue a Nancy Carroll en Manhattan Cocktail (Un trago amargo, 1928).

La llegada del cine parlante encontró a un Paul Lukas con muy pocos conocimientos del idioma inglés, y con un pesado acento europeo. De inmediato tomó durante ocho meses lecciones de inglés, pero de igual forma, en sus primeras películas sonoras su voz fue doblada. Más adelante, Lukas sacaría ventaja de ese acento “continental”, interpretando papeles acordes a su talla.

En 1927 el actor se casó con Gizella Benes, y su matrimonio duró hasta la muerte de ella en 1962. Su matrimonio no era el primero del actor, ya que durante el tiempo en que estuvo en el frente de guerra se casó fugazmente con una dama de la que nunca quiso hablar. Después del fallecimiento de Gizella, Lukas contrajo matrimonio con Annette Driesens en 1963.

Y el cine sonoro comenzó a encasillar, de alguna manera, a Lukas, que a partir de 1930 fue ubicado en una seguidilla de papeles más bien similares, interpretando a hombres elegantes y poderosos con un pasado turbio, siempre dispuestos a tratar de robar la heroína al protagonista, con resultados nefastos. Así, en The Shopworn Angel (El ángel pecador, 1928), interpreta a un playboy que colma a Nancy Carroll de costosos presentes, pero ella lo abandona por Gary Cooper; en City Streets (Calles de la ciudad, 1931) es un notorio gángster que trata de redimirse enamorándose de la inocente Sylvia Sidney, pero es asesinado por su despechada ex-amante; y en Thunder Below (Cautiva de su pasión, 1932) y en Rockabye (Arrullo de amor, 1932), Lukas forma parte del eterno trío sentimental formado por la pareja de esposos y el tercero en discordia. De más está decirlo, Lukas interpretaba al enamorado que, al final, queda solo una vez más.

Durante el resto de la década del ’30, Paul Lukas continuó interpretando este tipo de papeles, y el actor veía su carrera encasillada así, por lo que decidió probar suerte en Inglaterra. Allí filmó, entre 1937 y 1939, seis películas de escaso suceso, exceptuando quizá su papel de un corrupto espía en The Lady Vanishes (La dama desaparece, 1938), del genial Alfred Hitchcock, que nada hicieron para reflotar su nombre.

A su regreso a los Estados Unidos, le ofrecieron protagonizar junto a Ruth Gordon la obra teatral A Doll’s House, en Broadway, y con ella logró un inesperado (aunque moderado) reconocimiento. Y parece que esta experiencia fue valedera, ya que a continuación apareció en un recordado papel en la película Confessions of a Nazi Spy (Confesiones de un agente secreto, 1939), donde interpretaba a un jefe de propaganda nazi infiltrado en América, que es perseguido y atrapado por el agente del FBI interpretado por Edward G. Robinson. Las críticas alabaron el trabajo de ambos, y esto permitió a Lukas acceder a roles en películas de primera línea.

Esta base fue la que permitió al actor, acostumbrado ya a los papeles de villano, a prepararse para el papel que lo consagraría y daría un rumbo distinto a su carrera. En la primavera de 1941, el actor retornó a Broadway; esta vez para protagonizar la obra de Lillian Hellman Watch on the Rhine, donde daba vida a un ferviente defensor de los derechos humanos, un antifascista y luchador anti-nazi. Este drama obtuvo un éxito arrollador, y el actor fue merecidamente aclamado por su labor en la obra teatral. Luego de una larga temporada de presentaciones, la Warner le ofreció a Lukas la oportunidad de repetir este papel en el cine, junto a nada menos que Bette Davis, interpretando a su esposa. La película Watch on the Rhine (Alerta en el Rhin, 1943) se transformó en el suceso indiscutido del año, y le valió al actor el mencionado Oscar®  a la mejor interpretación masculina. La popularidad de la película se debió a su mensaje humanitario.

Luego de esta importante distinción, todo hacía pensar que la carrera del actor estaba destinada al triunfo. Sin embargo, nuevamente comenzaron a ofrecerle papeles rutinarios, la mayoría de villanos, como los que siempre estaba acostumbrado a hacer. De nuevo, interpretó a espías/agentes nazis que al final son castigados, en Hostages (Rehenes, 1943) y en Address Unknown (Domicilio desconocido, 1944). Y también retornaron sus acostumbrados papeles de “tercero en discordia que al final pierde a su amada” con las películas Deadline at Dawn (Un amanecer trágico, 1946) y Temptation (Tentación, 1946), en esta última junto a Merle Oberon, con quien volvería a trabajar dos años más tarde en Berlin Express (El Expreso de Berlín, 1948).

Desencantado con Hollywood y con el tipo de papeles que le ofrecían, Paul Lukas decidió regresar al teatro, y durante algunas temporadas apareció en Broadway en diferentes obras, alcanzando singular éxito especialmente con Call Me Madam junto a Ethel Merman. Ente este “hit musical”, el actor tuvo la oportunidad de ejercitar sus aptitudes para el canto.

Luego de casi cinco años, Lukas decidió regresar a Hollywood, y lo hizo interpretando al profesor de 20,000 Leagues Under the Sea (20.000 leguas de viaje submarino, 1954). Ya casi con sesenta años, el actor entró en un semi retiro profesional, y volvió a la pantalla gigante y al teatro solamente en contadas ocasiones, interpretando pequeños papeles como el del patriarca en The Four Horsemen of the Apocalypse (Los cuatro jinetes del Apocalipsis, 1962) o el de un viejo doctor en 55 Days at Peking (55 días en Pekín, 1963).

Su última película fue Sol Madrid (Los corruptores, 1968), donde tenía un rol menor, y luego de una rutinaria película para la televisión decidió retirarse por completo. De inmediato se estableció en Mallorca, pero luego optó por mudarse a Tánger, en Marruecos, un lugar que amaba profundamente. Mientras buscaba una casa para establecerse definitivamente, falleció allí en 1971, de un ataque al corazón.

FABIÁN CEPEDA (1966-2011)
Co-Director y Co-Autor de HollywoodClasico
Extraordinario investigador y autor, gran amigo y maravillosa persona
Nunca será olvidado por quienes nos cruzamos en su vida


Sitio dedicado a la memoria de Aníbal Miguel Vinelli

© 1999–2017 Marcos Celesia y Fabián Cepeda
® Todos los derechos reservados. Registro de la Propiedad Intelectual.
Todos los derechos de propiedad intelectual de las fotos y los carteles que aparecen en este sitio son propiedad de las Productoras y/o Distribuidoras correspondientes. Dicho material ha sido tomado de fuentes de la Internet de libre accesibilidad o de textos publicados. Este sitio no pretende violar en forma alguna los derechos respectivos de los titulares de los Derechos de Autor.
Copyright to all photographs and posters which appear in this site belong by the corresponding Production and/or Distribution Companies. The same are collected from publicly aired and published sources. This site is in no way trying to infringe on the respective rights of their copyright holders.

Oscar® y Academy Awards® y la propiedad intelectual del diseño del Oscar® son marca registrada y marca identificatoria de servicios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas; y la estatuilla del Oscar® es propiedad registrada de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. Este Sitio no es avalado por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, ni se encuentra en forma alguna relacionado con la misma.
Oscar® and Academy Awards® and Oscar® design mark are the trademarks and service marks and the Oscar© statuette the copyrighted property, of the Academy of Motion Picture Arts and Sciences. This site is neither endorsed by nor affiliated with the Academy of Motion Picture Arts and Sciences.